Hace un par de años le hicimos el reportaje a Irene y éste año le ha tocado el turno a su hermano Dani. Es un orgullo que nuestros clientes repitan. Nos está pasando lo mismo que en las comuniones, éste año están empezando a venir muchos niñ@s de los que hemos tenido la suerte de hacer el reportaje a sus herman@s mayores.
Dani es un niño bonachón, por lo menos así nos lo pareció durante la sesión. No sonrió, que es lo que tanto les gusta a los padres, pero creo que captamos la personalidad del niño. Cada niño es un mundo, y desde Fotoestudi Marti así lo entendemos.

Prev Fotografía de bebes - Marta ...
Post Fotografía de estudio - Dolores ...

Deja tu mensaje

× ¿Cómo puedo ayudarte?